jueves, 2 de octubre de 2008

"El idealismo de Wyndham Lewis no conoció límites", en La opinión de Tenerife


L
.

.

Distintas publicaciones del ámbito nacional acogen Estallidos y bombardeos de Wyndham Lewis. Destacamos el artículo aparecido en La opinión de Tenerife

La joven traductora onubense Yolanda Morató, de 31 años, que ha vertido al español las hasta ahora inéditas en este idioma memorias del británico Wyndham Lewis (1882-1957), Estallidos y bombardeos (Impedimenta), ha dicho a Efe que el idealismo de este pintor y escritor "no conoció límites".

Según Morató, Lewis "no se parece a nadie y lo que escribe tampoco tiene nada que ver con lo que se ha hecho antes ni durante; con sus obras innovó en gran variedad de géneros, creó un estilo pictórico e incluso se inventó cosas como el complejo de Peter Pan", además de ser autor de más de mil obras pictóricas y de cuarenta volúmenes de ficción, ensayo, filosofía, poesía y teatro.
"McLuhan reconoce que se inspiró en un concepto de Lewis para su célebre 'aldea global' y el propio Martin Amis explica que el título de su último libro, 'El infierno imbécil', procede de Lewis", añadió Morató, para asegurar que este autor "destacó entre sus contemporáneos por la audacia con la que diseccionó a la sociedad de su época, se atrevió con los más poderosos y fue tajante en sus ideas sobre la cultura moderna."
Lewis atacó a personalidades de la época como James Joyce, Marinetti, Gertrude Stein, Virginia Woolf, y su propio mecenas y amigo Ezra Pound, mientras que sus obras abordaron sin pudor y muy arriesgadamente temas políticos y sociológicos demasiado delicados para esos años.
Morató explicó el hecho de que en España se haya tardado tanto en traducir y publicar su obra: "basta con mirar las apuestas editoriales y observar los programas de las carreras de Filología, donde siempre se estudia el consabido canon: Woolf, Joyce y Eliot, o lo que es lo mismo, sota, caballo y rey".
El desconocimiento sobre este autor en España ha sido tal que su traductora ha detectado cómo una universidad madrileña que lo incluía en sus programas se equivocaba, sin embargo, en la bibliografía, incluyendo libros que no eran de Lewis, sino de un contemporáneo casi homónimo, el periodista D.B.Wyndham Lewis.

Pese a lo cual, Wyndham Lewis fue considerado por Eliot como "el mejor prosista de su generación" y mereció alabanzas de Joyce, Pound, Orwell y Burguess, mientras que el editor de Impedimenta, Enrique Redel, lo tilda del "quinto Beatle" de los cuatro "abanderados" que fueron Joyce, Pound, Eliot y Woolf.

Sobre las páginas de Estallidos y bombardeos, Morató señaló que "quizás la anécdota más famosa sea el viaje de Lewis en compañía de Eliot, cuando pasaron por París durante unas vacaciones para llevarle a Joyce un regalo de Pound, un par de viejos zapatos marrones."
Esta obra, buena parte de la cual transcurre en la Primera Guerra Mundial, "no es un libro sobre la guerra, sino sobre la inutilidad de cualquier conflicto armado", según su traductora, mientras que el escritor Juan Bonilla, en su introducción a esta edición, afirma que la guerra "convierte a Lewis en animal político, no en el político consumado que será luego, pero sí en alguien con una conciencia que le ha ido brotando mientras esquivaba balas."
Morató señaló que Lewis también muestra "otras batallas, las que se declaran en el terreno del arte y de la literatura; nos habla de su experiencia como editor de la revista vanguardista 'Blast' y como autor de 'Tarr', una de las pocas novelas de la vanguardia histórica escritas en inglés."
Sobre su traducción añadió que "quien lea a Lewis debe saber que la experiencia es similar a pasear por Roma o por Sevilla, ya en su superficie son magníficas ciudades pero, si se excava un poco, nos encontramos con otras civilizaciones no menos atractivas."
Del idealismo del autor añadió que le acarreó "numerosos desengaños que lo sumieron en una situación económica difícil; vivió gran parte de su vida pidiendo dinero a las personalidades que lo rodeaban pero, a pesar de todo, y con unos poderosos enemigos a las espaldas, nunca perdió el aliento crítico."

http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092000_8_171500__Cultura-idealismo-Wyndham-Lewis-conocio-limites


2 comentarios:

marta r. dijo...

Qué bonito texto. Yo he descubierto el libro por una reseña de Josu Lapresa en Rolling Stone, y ha sido un hallazgo. Felicidades, Impedimenta, ojalá sigáis dando a conocer libros tan estupendos como este.
Saludos de una lectora.

Laura dijo...

Marta, me alegro muchísimo de que te haya gustado. Ha sido una apuesta muy valiente de nuestro director literario y reacciones como la tuya son las que nos animan a seguir por esta línea.
Saludos de Laura Calvo, editora ajunta de Impedimenta.